Un nuevo estudio revela que las organizaciones están perdiendo en promedio 6 millones de dólares al momento de detectar y contener puntos finales inseguros. Otros hallazgos muestran que las amenazas en las estaciones de trabajo fuera de la red corporativa son una preocupación creciente. Adicionalmente, las compañías no protegen eficientemente su información, así el costo y la complejidad en la reducción de los riesgos extremos se encuentran en un máximo histórico.

Confianza en la seguridad de los endpoints

El estudio también reveló que las organizaciones les es más difícil identificar puntos finales oscuros, es decir, dispositivos falsos, fuera de cumplimiento o fuera de la red que crean puntos ciegos y aumentan la susceptibilidad de una organización a sufrir un ataque.

Mientras que la confianza en la seguridad de los puntos finales es baja, una encuesta a profesionales de seguridad de TI arrojó que cerca de 60% del tiempo invertido en la captura y evaluación de verdaderas amenazas, se puede ahorrar desarrollando soluciones automatizadas.

“En el Instituto Ponemon, hemos seguido la industria de la seguridad de los puntos finales durante más de una década. Está claro que las empresas enfrentan desafíos reales de visibilidad y control cuando se trata de proteger los datos de los puntos finales corporativos, garantizar el cumplimiento y mantenerse al día con las amenazas “, dijo el Dr. Larry Ponemon, presidente y fundador del Ponemon Institute. “Las empresas necesitan un enfoque automatizado que proporcione a los profesionales de TI visibilidad de la seguridad en los puntos finales y para comprender mejor la exposición al riesgo, y garantizar el cumplimiento”.

Revelaciones de profesionales en seguridad

El estudio consideró la investigación sobre las prácticas de seguridad y los presupuestos de más de 550 profesionales en TI, pero no tomó en cuenta la responsabilidad asociada con el aumento de los riesgos a violaciones de datos, las cuales se están convirtiendo en lago común, ya que los trabajadores alojan información sensible en computadoras portátiles, teléfonos móviles y tabletas.

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

Los puntos ciegos son grandes y crecen: 63% no pudo monitorear dispositivos de punto final cuando dejaron la red corporativa, 53% de las compañías revelan que los puntos finales infectados con malware han aumentado en los últimos 12 meses.
El cumplimiento y la protección de datos están en riesgo: 56% de las empresas carecen de una estrategia de cumplimiento coherente y 70% informan de una capacidad “por debajo del promedio” para minimizar los daños por fallos de los puntos finales. Sólo 28% de los encuestados dice que sus organizaciones confían en el análisis automatizado y la inspección para determinar el cumplimiento.
Los encuestados creen que la automatización aumenta la eficiencia y ofrece una mejor visibilidad de los puntos finales oscuros: Esto cuesta a las organizaciones un promedio de 1.37 millones de dólares anuales en tiempo perdido respondiendo a alertas maliciosas falsas. Las empresas podrían ahorrar casi 2.1 millones de dólares anuales con soluciones automatizadas de seguridad.

Gestión de la seguridad de los puntos finales: un problema empresarial global

“La gestión de la seguridad de los puntos finales y la protección de datos son más que un problema de TI, es cada vez más un negocio global y un problema de seguridad nacional”, dijo Geoff Haydon, CEO de Absolute. “Este estudio, junto con los recientes ataques de ransomware y las violaciones a datos de alto perfil, muestran el peligro de los puntos ciegos en los puntos finales de hoy. La automatización y los enfoques más actuales en seguridad son clave para salvaguardar los puntos finales y los datos confidenciales almacenados en ellos para un rendimiento empresarial óptimo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here