Los teléfonos móviles nos llevan acompañando un montón de años y son testigos de conversaciones o intercambio de mensajes importantes a todos los niveles. Conversaciones entre políticos, empresarios o delincuentes son transmitidas a través de estos terminales, que si hablasen, iban a tener mucho que decir. En este sentido, son muchos los teléfonos móviles que son intervenidos con autorización judicial para ayudar en la investigación de algún caso de delincuencia.

De esta manera, las conversaciones escuchadas permiten a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado conseguir importante información sobre las intenciones o movimientos de los delincuentes perseguidos. Una técnica bastante utilizada desde hace tiempo pero que según se acaba de desvelar, también permite a la Policía convertir los teléfonos pinchados en micrófonos de ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here