El ransomware es el tipo de malware más peligroso de los últimos años. Este tipo de software malicioso ataca lo más importante para los usuarios: sus datos. Cuando la infección se lleva a cabo, todos los datos del usuario se cifran con un algoritmo irrompible y se pide el pago de un “rescate” a cambio de la clave de cifrado con la que poder recuperar estos archivos. Los objetivos de esta amenaza, que principalmente han sido los usuarios domésticos, también cambian en ocasiones, pudiendo encontrar alternativas como KimcilWare cuyos objetivos son los servidores de páginas web.

KimcilWare es un nuevo ransomware detectado en las últimas horas por los investigadores de seguridad de MalwareHunterTeam cuyo principal objetivo es el de secuestrar los servidores de diferentes tiendas online, generalmente basadas en Magento, para luego pedir el correspondiente rescate por ellas.

Cuando este ransomware infecta el servidor, este añade la extensión “.kimcilware” a todos los ficheros del mismo. Para que la página web siga funcionando, el malware genera su propio fichero index con el que muestra una pantalla en negro con un texto que indica que el servidor ha sido secuestrado. El pirata informático pide el pago de 140 dólares, obviamente en Bitcoin, por la clave de cifrado con la que recuperar los archivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here