Mientras que los principales fabricantes de smartphones y dispositivos móviles se preocupan constantemente por mejorar la seguridad de estos dispositivos, el FBI y otras organizaciones buscan justo lo contrario, el poder acceder a ellos en caso de que sea necesario para poder analizar el contenido que se pueda almacenar en ellos.
Aunque una compañía, como Apple, nos diga que los datos de nuestro smartphone son totalmente seguros, en realidad pueden no serlo tanto como nos hacen pensar.

Recientemente, una empresa de hacking, conocida como Cellebrite, ha confirmado que es capaz de romper la seguridad de cualquier smartphone del mercado, tanto Android como de Apple. Esta empresa se ha dado a conocer entre todos los aficionados a la seguridad informática, entre otras cosas, por ser la elegida del FBI para conseguir romper la seguridad del iPhone del tirador de San Bernardino, gastándose en ello cientos de miles de dólares y que, poco después, se demostró que era posible hacerlo con un dispositivo de menos de 200 dólares.

Ahora, esta compañía ha vuelto a la carga y asegura que es posible romper la seguridad de cualquier smartphone del mercado con cualquier versión del sistema operativo. Para ello, ha demostrado cómo ha conseguido desbloquear con éxito un LG G4 con la última versión de Android en tan solo unos segundos, accediendo a las fotos y a la localización de estas, pudiendo incluso pasarlas a un ordenador.

Esta compañía, además, asegura que con un poco más de tiempo pueden lograr el control completo sobre el dispositivo, no solo sobre las fotos, pudiendo acceder a toda la información de este e incluso utilizarlo con total libertad. Además, la compañía asegura que aunque los usuarios eliminen sus datos de los dispositivos, en realidad, una gran cantidad de información residual queda en el dispositivo, lo que permite recuperar casi toda sin mayor dificultad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here